Copyrighted material. Contents can only be used with proper credit to mahmag.org

rosario ferré

andres  •  06 September, 2009

Rosario Ferré
En su abrazo yo abrazaba todas las rosas:
las rosas de la piedra y las del sueño,
las rosas del torrente y las del vino,
------------------
Rosario Ferré nació en 1938 en Ponce, Puerto Rico a una familia muy rica y famosa. Su padre fue el gobernador de Puerto Rico de 1968-1972. En 1960, se graduó de Manhattanville College en Nueva York después de estudiar inglés por cuatro años. Entonces, obtuvo su maestría en español y estudios latinoamericanos de la Universidad de Puerto Rico (Puerto Rico Herald). Finalmente, ganó su doctorado de la Universidad de Maryland. La carrera literaria de la Sra. Ferre empezó cuando ella estableció una revista en 1972 a la Universidad de Puerto Rico se llamaba, Zona: carga y descarga. A través de esta revista, Rosario y sus compañeros podían publicar sus obras aunque no fueron conocidos todavía en el mundo literario. De 1976 al presente, Rosario Ferré ha publicado varias obras—por ejemplo: su primer libro de cuentos “Papeles de Pandora”, publicado en 1976; su primer libro de poemas “Fábulas de la garza desangrada”, publicado en 1989; y su libro de ensayos “El coloquio de las Perras” publicado en 1991.

--------------------

Al caballero de la rosa


En su abrazo yo abrazaba todas las rosas:
las rosas de la piedra y las del sueño,
las rosas del torrente y las del vino,
las furibundas rosas cinceladas
sobre el cráneo del sol, en ajetreo continuo;
las de apretada nieve, rosas, con que ciño
mi frente en un círculo de llamas;
y las implacables que coronan
la espina de la rosa;
las que disgrega el éxtasis en torno
a los banquetes del amor, y las que llueven
ceniza y agonía
sobre la faz del moribundo;
las rosas del poema y las del humo,
las rosas del rosario y las del tigre,
las invisibles rosas de mi sangre y las azules
que hará brotar mi muerte,
mi terraza barrida y la brisa de las rosas
entrando por los balaustres de la tarde;
las rosas que treparon la escalera,
y la que se prendió a la cerradura
al él cerrar la puerta;
las rosas de su sexo y de su pie
restañadas y aún tibias sobre el lienzo
alimenticio y lechal de la mañana,
las rosas del que llegó y aún no se ha ido;
en sus brazos yo las abrazaba:
la lacerante rosa aún no podada
que balancea su olvido sobre el tallo;
y la incomparable que perdura
en todo lo que fua, o pudo no haber sido;
la rosa desnuda de la rosa.


---> Información sobre la autora se encuentra AQUI

---> El poema se encuentra AQUI
« Prev itemNext item »

Comments

No comments yet. You can be the first!

Leave comment